Viernes, 21 Diciembre 2018 08:55

Comentarios a los salarios y paquete económico.

Empiezo la columna comentando que en general las personas, los medios y los mercados tomaron de forma positiva el presupuesto. No obstante, a los pocos días y por diversos temas afloraron distintas inquietudes. Dudas y cuestionamientos, por ejemplo, en lo referente e los recursos canalizados a las universidades, el presupuesto pata instituciones dedicadas a la investigación y la tecnología, así como el dinero definido para la estructura diplomática, en particular a los consulados cuya misión primordial debe ser proteger a los connacionales en el exterior.

 

Por eso, considero que han sido difíciles las situaciones en las que el nuevo gobierno federal se ha visto implicado y obligado a enmendar los “errores” que han derivado del análisis del Presupuesto de Egresos para 2019; y del análisis hace han hecho correcciones por errores mecanográficos, de cálculo y de redacción.  Igual forma de justificaciones y correcciones definió el debate en torno de la Ley de Ingresos, en donde la mayoría del grupo en el poder finalmente se impuso.

 

Opino, por otra parte, que el incremento de 16.21% al salario mínimo diario es una decisión acertada para beneficiar a los que menos ganan; sin embargo,  recomiendo que cuidemos todos que el ajuste no impacte en la inflación y que, en efecto, beneficie a los trabajadores con los sueldos más bajos que, dicho sea de paso, se calcula represente el 18 por ciento de los trabajadores asalariados en todo el país.

 

Así, el gobierno entrante cumple otra promesa de campaña con el aumento del salario mínimo, cuyo monto está en línea con la sugerencia del Coneval para que un trabajador que percibe entre uno y dos salarios mínimos alcance la línea de bienestar. En la línea económica, es evidente que el gobierno en turno logró contrarrestar la resistencia del Banco de México y la posibilidad argumentada de que un aumento al salario es de facto inflacionario. Pero más allá de tasas, inflación y pronóstico financiero, fue decisiva la propuesta que por varios meses había planteado el sector productivo, acerca de que cuenta con la capacidad para otorgar un salario mínimo de $102 y casi $180 en la frontera; en cualquiera de esos dos casos, la nueva propuesta salarial necesariamente deberá estar acompañada de una política laboral enfocada a la productividad.

 

Pero no todo es color de rosa. Hay advertencias que vienen desde el exterior. Se menciona que en caso de que el gobierno no cumpla con las optimistas expectativas macroeconómicas establecidas en el Paquete Económico 2019, existe el riesgo de que se le baje en los próximos meses la calificación al país. Por qué puede surgir esto; porque a pesar de que se dice que no se crean nuevos impuestos ni se propusieron aumentos en las tasas de impuestos existentes, ahora se dice habrá ajustes a los IEPS, el crecimiento mundial pronosticado en 2019 es del 3.7%, mientras que para México se estima crecer un 2 por ciento y la inflación la estima el nuevo gobernó en 3.4% para el año 2019, aunque en este año se estima cerrar en un 4.7 por ciento.

 

En resumen, en aspectos generales el presupuesto es adecuado, aunque con tinte asistencialista; también percibo que hay distorsiones por la política para bajar tanto el IVA como el ISR en la frontera ya que con ello caerá la recaudación… aunque a quienes vivimos en esta zona puede beneficiarnos para reactivar la economía regional.

 

Esperemos que el 2019 sea positivo, en tanto, les desea pasen felices y familiares fiestas navideñas.

 

* El autor es Presidente de Index Mexicali y Director de Recursos Humanos para LatinAmérica en Newell Brands.